Duración: 2 meses – 120 horas
Horario: Administra tu tiempo, tienes acceso 24/7 a este diplomado
Precio: $364.000 Cop – Pregunta por nuestros descuentos y planes de financiación
• El diplomado iniciará con un mínimo de 15 personas, podrá posponerse hasta alcanzar el cupo mínimo requerido

Diplomado Virtual – Hacia una Fraternidad Universal 

Bienvenidos al diplomado hacia una fraternidad Universal; cada día es más urgente despertar la conciencia de que todos somos hermanos y luchar conjuntamente por los derechos humanos y por recuperar el valor y las dignidad  de las  personas. Tema que el Papa Francisco ha tomado con fuerza durante su pontificado sobre todo en su último documento Fratelli tutti:

“La historia afirma que el extremismo religioso y nacional y la intolerancia han producido en el mundo, tanto en Occidente como en Oriente, lo que podrían llamarse los signos de una «tercera guerra mundial a trozos», signos que, en diversas partes del mundo y en distintas condiciones trágicas, han comenzado a mostrar su rostro cruel; situaciones de las que no se conoce con precisión cuántas víctimas, viudas y huérfanos hayan producido. Asimismo, hay otras zonas que se preparan a convertirse en escenario de nuevos conflictos, donde nacen focos de tensión y se acumulan armas y municiones, en una situación mundial dominada por la incertidumbre, la desilusión y el miedo al futuro y controlada por intereses económicos miopes.

Información de pago

Inversión: $364.000 COP $260.000 COP

 

– Consignación Banco de Bogotá
Titular de la cuenta: Instituto Misionero Hijas de San Pablo
Cuenta de Ahorros Número: 605-20758-8
Importante Por favor enviar comprobante de pago a  edhumani@paulinas.co o al whatsapp 313 8871622

– Pago online


 

Objetivo General

Ofrecer un diplomado con contenidos, herramientas y metodologías, que nos permita abrirnos a la solidaridad, a la pluriculturalidad, a la valoración y reconocimiento del otro, para crear relaciones sanas que nos ayude en la construcción de un mundo mas humano.

Es necesario que todos nos unamos en la construcción de valores que tengan como centro la persona y esto solo se logra:

– La justicia basada en la misericordia es el camino para lograr una vida digna a la que todo ser humano tiene derecho.

– El diálogo, la comprensión, la difusión de la cultura de la tolerancia, de la aceptación del otro y de la convivencia entre los seres humanos contribuirían notablemente a que se reduzcan muchos problemas económicos, sociales, políticos y ambientales que asedian a gran parte del género humano.

– El diálogo entre los creyentes significa encontrarse en el enorme espacio de los valores espirituales, humanos y sociales comunes, e invertirlo en la difusión de las virtudes morales más altas, pedidas por las religiones; significa también evitar las discusiones inútiles.

— El concepto de ciudadanía se basa en la igualdad de derechos y deberes bajo cuya protección todos disfrutan de la justicia. Por esta razón, es necesario comprometernos para establecer en nuestra sociedad el concepto de plena ciudadanía y renunciar al uso discriminatorio de la palabra minorías, que trae consigo las semillas de sentirse aislado e inferior; prepara el terreno para la hostilidad y la discordia y quita los logros y los derechos religiosos y civiles de algunos ciudadanos al discriminarlos.

– Es una necesidad indispensable reconocer el derecho de las mujeres a la educación, al trabajo y al ejercicio de sus derechos políticos. Además, se debe trabajar para liberarla de presiones históricas y sociales contrarias a los principios de la propia fe y dignidad. También es necesario protegerla de la explotación sexual y tratarla como una mercancía o un medio de placer o ganancia económica. Por esta razón, deben detenerse todas las prácticas inhumanas y las costumbres vulgares que humillan la dignidad de las mujeres y trabajar para cambiar las leyes que impiden a las mujeres disfrutar plenamente de sus derechos.

– La protección de los derechos fundamentales de los niños a crecer en un entorno familiar, a la alimentación, a la educación y al cuidado es un deber de la familia y de la sociedad. Estos derechos deben garantizarse y protegerse para que no falten ni se nieguen a ningún niño en ninguna parte del mundo. Debe ser condenada cualquier práctica que viole la dignidad de los niños o sus derechos. También es importante estar alerta contra los peligros a los que están expuestos — especialmente en el ámbito digital—, y considerar como delito el tráfico de su inocencia y cualquier violación de su infancia.

– La protección de los derechos de los ancianos, de los débiles, los discapacitados y los oprimidos es una necesidad religiosa y social que debe garantizarse y protegerse a través de legislaciones rigurosas y la aplicación de las convenciones internacionales al respecto”. ( Cfr. Papa Francisco documento sobre la fraternidad humana por la paz mundial y la convivencia común ).

Y tantas otras situaciones que se viven en nuestro país y que nos llevan a buscar caminos de solidaridad y apoyo frente a estas realidades que nos golpean a diario.

Plan curricular

 

Nivel 1: La realidad a partir de la pandemia

  • Posconflicto
  • Violencia Intrafamiliar
  • El desborde de las emociones a raíz del confinamiento
  • Aumento de la crisis social

 Nivel 2: Construyendo puentes

  • Dialogo y escucha
  • Ternura y misericordia
  • Perdón y reconciliación

Nivel 3:Reconstruyendo el tejido social

  • Resiliencia como elemento fundamental
  • Sanar las heridas
  • Resolución de conflictos y sana convivencia
  • Espiritualidad, camino de integración humana

 

Nivel 4: Proyección de una fraternidad universal desde las tics

  • Elementos metodológicos
  • Creación de herramientas
  • Elaboración de proyecto

 

Asesoría personalizada

Inscríbete en el siguiente formulario, pronto te contactaremos

Términos y condiciones de uso y privacidad
Política de tratamiento de datos personales

Te invitamos a participar en nuestro Diplomado Online

 

www.paulinasedhumani.com

 

 

Con el Apoyo de:

 
 
 
 

Calle 161a#15-50
Bogotá, Colombia

×